La Fruta

La actividad principal de la ciudad y la comarca circundante es la agricultura. Los terrenos del valle del Cinca son desde antiguo ricos y fértiles, actualmente con plantaciones de árboles frutales (melocotón, manzana, nectarina, paraguayo,…) y hortalizas (consumo propio). Fueron famosos los “higos de Fraga“, aunque actualmente casi no se producen. Para promocionar el sector agrario de la ciudad, se creó mercoFraga, un mercado en origen cuyos objetivos son promover el libre intercambio entre productores e intermediarios, mejorar la transparencia del mercado y asegurar la calidad del producto. Por otro lado, en 1.978 se creo la Asociación Excofrut por la inquietud de 17 empresarios comercializadores de fruta fresca, de la ciudad de Fraga. La fruta producida y comercializada en la zona es el melocotón, la nectarina, la pera, la manzana, el paraguayo, la platerina, la cereza y el albaricoque principalmente. Cabe destacar también la ciruela y el higo, que completan el abanico de productos.

La calidad, color y el sabor dulce de las frutas hace que sean unos productos muy apreciados por los consumidores tanto nacionales como de de la Unión Europea y de otros países extracomunitarios. Tenemos que destacar que una gran parte de la producción es exportada, de ahí el reconocimiento de nuestras variedades.

 

Alta Cocina

La Fruta de Fraga ha sido empleada en los mejores restaurantes nacionales y por cocineros de alto prestigio. Por ejemplo: Ferrán Adrià o Carme Ruscalleda han utilizado Fruta de Fraga y comarca en sus creaciones a través de productores de  nuestra tierra.

De hecho la fruta de Fraga y comarca, formó parte del plato estrella de la última noche de El Bulli, restaurante que cerró en 2011, poseedor de tres Estrellas Michelín y que ha sido considerado el mejor restaurante del mundo los años 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009. En concreto el melocotón que se utilizó fue de la variedad Sweet Cap, apreciado por su dulzura, sabor y crocantez, para la elaboración de la fondue de melocotón Melba, que quedará para la historia como el último plato que hizo Ferrán Adrià para El Bulli, el número 1846.

Además en los propios establecimientos hosteleros de la ciudad, y en jornadas gastronómicas realizadas en la misma, se utilizan los productos locales tanto por restauradores autóctonos, como por prestigiosos cocineros visitantes.

fruta còpia

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR